Ramillete de Salvia y Sangre de Drago

7,00

Atado de salvia bañado en resina de sangre de drago.

El tamaño puede variar entre 9 y 12 cm ya que son naturales.

Descripción

El Draco es un árbol originario de áfrica y Sud América que hoy en día también se cultiva en las Canarias. En fitoterapia usamos su resina densa y dulzona para curar heridas de todo tipo como gran cicatrizante. Por tanto se le atribuyen propiedades regenerativas.

Al mezclar el poder limpiador de la salvia con la capacidad regeneradora de la sangre de drago obtenemos un sahumerio perfecto para renovar el ambiente. Te conecta con una energía sanadora dándote seguridad, fuerza y te ayudará a reparar heridas emocionales al alinearte con el amor y la fuerza.

Úsalo para limpiar espacios, objetos o personas.

Para sahumar debes encender tu atado con una vela y esperar unos segundos a que prenda la llama. Sopla o muévelo para que se apague el fuego y quede el ascua de donde sale el humo. Con ese humo te paseas por todo el espacio que quieras sahumar para hacer tu limpieza (sobre todo pásalo por las esquinas y rincones). Si ves que se apaga y no has acabado vuelve a la vela para encenderlo un poquito más. Una vez acabes lo puedes dejar en un cuenco de cerámica o similar para dejar que se apague del todo y ya estará listo para guardar y que lo vuelvas a usar cuando necesites su humo sagrado.